A la ciudadanía:

Según el último catastro del Estado realizado el 2011, en Chile habría 742 niños y niñas en situación de calle, quienes vivieron duras experiencias de violencia. Un ejemplo de ello, es el caso de una decena de adolescentes que se encontraba hace meses viviendo en un tribunal abandonado, al lado del Cread Pudahuel, luego de innumerables maltratos y abusos.

Así hay muchos otros casos. Hoy hay un grupo de niños, niñas y jóvenes que transitan por el centro de Santiago sin lugar fijo, perseguidos constante y violentamente por Carabineros y policías municipales. El último niño que se unió a éste tiene apenas 13 años.

Hoy el Gobierno ha iniciado un “Conteo de niños en calle”. Creemos que contar a los niños/as e identificar los puntos de calle es una tarea fundamental, pero que tiene que tener como correlato la aplicación inmediata de acciones, medidas y servicios que solucionen el problema a través de distintas estrategias. Incluyendo la generación de modelos de acogimiento que aseguren el derecho a la vivienda y la supervivencia. “Contar” y luego no utilizar esta información es algo no ético.

Es por eso que, a partir de esta carta, queremos exigir al Gobierno y en particular al Ministerio de Desarrollo Social y Sename, que se haga cargo de esta situación, que actualmente es mitigada solo por voluntarios/as. Teniendo en cuenta que no existen albergues para niños y niños en situación de calle, y que los programas de Sename actúan únicamente de día.

También se necesita ayuda urgente para niños/as en esta situación que están por el centro de Santiago. Si puedes ayudarnos, no dudes en completar el siguiente formulario

“Usaron esa parte del filo de un saca punta que hicieron tira. El otro día me cortaron la cabeza, me empezó a caer la sangre en la frente, y la última vez me prendieron fuego al pelo con colonia y me dijeron: Ándate a tu país peruana tal por cual” - (Pilar, 16 años)
“Me escapé un hogar en Rancagua donde me sacaban la chucha y un tío que me quiso hacer cosas, acá mando yo, seré gay, pero mando yo” - (Gonzalo 23 años)
“En mi vida he pasado hambre frío, me han abusado, un ‘violeta’ del que no me quiero ni acordar… El otro día le conté mi historia a una sicóloga y se puso a llorar, no podía creer todo lo que había vivido” - (María Jesús 17 años)
“¿Por qué cree que mis compañeras prefieren estar aquí adentro en vez de esa hueá?-, dice apuntando al Cread. Porque las toquetean, poh tía, así es en estos hogares, cuando yo era chico me trataron de violar dos veces, yo mismo lo quemaría” - (Johans 19 años)
“Usted no sabe lo que pasa adentro, tenemos una compañera, la Ailén, que es chiquitita y todas le pegan mientras las tías no hacen nada. Hace dos meses se cortó los brazos y saltó del techo de la casa Génesis, no aguantó más, después de esos se la llevaron a un psiquiátrico y volvió hace poco” - (Alicia 14 años)

“La violencia contra los niños jamás es justificable; toda violencia contra los niños se puede prevenir” Comité de Derechos del Niño